(786)-408-4760
contacto@sobretaekwondo.com

Artículo
13 Jun 2017

La investigación científica en las artes marciales. ¿Opción o necesidad?

Según dijera Sir.  C. P. Snow: “Hasta hace poco se tenía el conocimiento de que la imagen científica del mundo sería hermosa, ordenada y sencilla, pero a medida que aquella se ha ido enriqueciendo, nos hemos llevado muchas sorpresas. La belleza existe, pero no es como se la suponía; el orden también existe, pero no silencia las preguntas; la sencillez ha desaparecido”. Esa premisa aplica igualmente para las artes marciales, debido a que ya pasaron los tiempos en que la práctica consistía en realizar (sin preguntar) lo que el maestro indicaba, y repetirlo hasta casi desfallecer porque era la única manera de aprender.

Pero como no todos los practicantes aceptan la relación arte marcial-ciencia, veremos primero que es cada una de ellas, y sobre esa base estableceremos su vínculo.

LAS ARTES MARCIALES. ¿QUÉ SON?

Las artes marciales, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, son: “sistemas de lucha que provienen de oriente y hoy son practicadas como deporte.” Pero, ¿qué significa arte marcial? El análisis etimológico muestra que el término Arte proviene del latin Artis y significa: “virtud, disposición para hacer algo bien, manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros u otros, maña, astucia”. Por su parte el término Marcial proviene de Marte, que era el dios de la guerra romano, (Ares para los griegos). Siguiendo esa lógica, a grandes rasgos arte marcial abarca la visión, disposición, conocimientos, experiencias, y habilidades entre otros aspectos; necesarios para la guerra. Y de hecho es así, ya que las artes marciales surgieron siempre como instrumentos de rebelión entre clases por la supremacía social. Reafirmando esa idea, la Enciclopedia Wikipedia de artes marciales, las define como: “prácticas codificadas que tienen como objetivo el someter o defenderse mediante diversas técnicas que colocan a un oponente o varios en situación de inferioridad”.

LAS ARTES MARCIALES. ¿PRESERVARLAS O MEJORARLAS?

Las artes marciales, pudiera decirse que todas, se encuentran polarizadas desde el punto de vista de la perspectiva a la cual se orientan sus practicantes. En ese sentido coexisten dos grandes grupos, uno que defiende la milenaria tradición, y otro aboga por el deporte moderno. Igualmente, aunque con una representatividad mucho menor, se presenta otro grupo que defiende el equilibrio entre ambas perspectivas, que a diferencia de los grupos anteriores no las ve como opuestas sino complementarias. La esencia de esa polarización, sin lugar a dudas, es la postura que se mantenga con respecto a la relación entre el arte marcial y ciencia. En ese caso, el primer grupo mayormente rechaza el uso de la ciencia por atentar contra la tradición marcial, y por el contrario el otro promueve su uso para mejorarla.

Al respecto no puede olvidarse que a lo largo de la historia el progreso en todas las esferas de la vida (al cual las artes marciales no han estado ajenas) siempre ha sido consecuencia de la investigación científica.

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA. DEFINICIÓN.

De acuerdo al C.I.T.M.A. (1996) la ciencia es un: “Conjunto bien trabajado de hechos comprobados e hipótesis especulativas en las cuales se aplica el principio de que -en la medida en que es práctica, económica y humanamente posible- las teorías pueden ser comprobadas experimentalmente”.

Pero la ciencia por sí misma es una categoría pasiva, que precisa de otra para aportar sus frutos. Esa es la investigación, que según Macías, M. (2004), es el: “proceso en virtud del cual el hombre llega a detectar problemas y a emprender la búsqueda de soluciones a los mismos, en consonancia con los requerimientos sociales y con las peculiaridades de su personalidad”.

Por su parte esa investigación científica necesita de una guía para tener éxito, y esa la ofrece la metodología, que partiendo del criterio de los autores antes mencionados, es: “aquella ciencia que provee al investigador de una serie de conceptos, principios y leyes que le permiten encauzar de un modo eficiente y tendiente a la excelencia el proceso de la Investigación científica”.

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA. TIPOS E IMPORTANCIA PARA LAS ARTES MARCIALES.

El tipo de investigación a realizar, dependerá de los propósitos que a través de ella se deseen alcanzar. En ese caso, si lo que se desea es conocer la realidad, es una investigación básica. Por el contrario, si lo que se busca es resolver los problemas detectados en la investigación básica, entonces se está en presencia de una investigación aplicada. Al respecto es necesario aclarar que ninguna de las dos es superior a la otra. Cada una de ellas ofrece un tipo de información importante, y en muchos casos una da paso a la otra. A continuación se muestran algunos ejemplos:

Temas Investigación básica Investigación aplicada
Selección de talentos deportivos Conocer las particularidades bio-psico-sociales que se necesitan Diseñar y validar las tablas normativas de evaluación
Preparación física Indagar los niveles de desarrollo en cada capacidad Buscar las mejores formas de aumentar el nivel de desarrollo
Preparación técnica Identificar las acciones que más tiempo les toma aprender a los alumnos Seleccionar otras alternativas de estrategias de explicación y demostración para lograr una efectiva enseñanza
Preparación táctica Determinar si las acciones que menos porcentaje de efectividad logran en los torneos tienen su origen en la distancia, ritmo, coordinación, etc. Proponer nuevas formas de entrenamiento de combate que permita corregir el error.
Evaluación – categorización de los entrenadores Identificar las competencias profesionales integrales que se necesitan para ser un buen entrenador Establecer las normativas y requisitos

RELACIÓN ARTE MARCIAL E INVESTIGACIÓN.

Un aspecto importante de la investigación, es la imparcialidad del investigador. Es decir, para que la información que se obtiene sea confiable y válida, tiene que reflejar la realidad tal cual se presenta, sin importar las preferencias o puntos de vista del investigador. En ese caso, una investigación científica debidamente aplicada a las artes marciales nunca puede ser dañina, por cuanto lo único que hará es conocerla en detalle para poder reafirmar sus fortalezas y mejorar o eliminar sus debilidades. ¿Qué en ese proceso quizás se precisen algunos cambios? Es cierto, pero serían aspectos necesarios a modificar porque han demostrado no ser todo lo adecuados que se pensaba, y eso en lo absoluto atenta contra la esencia de la actividad.

Por ese motivo en las artes marciales, la ciencia y la tradición, más que excluyentes, deben asumirse como complementarios.

Un paso importante para la comunidad marcial es comprender esta realidad de manera unánime, y un segundo paso sería comprometerse a incluirlo en sus programas de capacitación profesional. En ese caso primero se necesita equiparar la capacitación técnico-táctica con otras ciencias que soportan el proceso de preparación como la fisiología, biomecánica, pedagogía, metodología y otros, que garantizan la adquisición del conocimiento existente por parte de los entrenadores; y luego se necesita incluir cursos de investigación científica, para que los entrenadores puedan ser capaces de producir nuevos conocimientos para beneficio de sus alumnos, el suyo propio y del arte en general

PRINCIPAL BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA.

  • Alvarez, C – Sierra, V., “Metodología de la Investigación Científica. Programa Internacional de Maestría en Educación Superior”. Sucre 1997.
  • Núñez, J. “Transcripciones de la interpretación teórica de la ciencia” Universidad de La Habana. 1998.
  • Enciclopedia Digital de las Artes Marciales. Shotokai.cl/filosofía/keiko.html .2000
  • González, R., “Estrategia curricular para perfeccionar el proceso de preparación física de los karatekas juveniles de Ciudad de La Habana. Universidad de Ciencias de La Cultura Física, Habana, 2003. (Tesis Doctoral)
  • Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medioambiente (C.I.T.M.A), “Glosario de términos de mayor empleo en el sistema de ciencia e innovación tecnológica” Editorial Publicien, Ciudad de La Habana, 1996.
  • Staley, C., “The science of martial arts training”. CFW Enterprises, Inc. California, 1999.
  • Valdés, H., “Introducción a la investigación científica aplicada a la Educación Física y el Deporte”. Editorial Pueblo y Revolución. Ciudad de La Habana 1988.

Dr. Roberto Gonzalez

Exclusivo para www.sobretaekwondo.com
contacto@sobretaekwondo.com

Déjenos sus comentarios

Related posts:

Diplomado en Educación Física y Deportes

Deja una respuesta

Compartir
error: Alert: Content is protected !!