(1+)786-408-4760
contacto@sobretaekwondo.com

Artículo
19 May 2023

Los principios del Taekwondo son fundamentales en todo praticante

Los principios del Taekwondo: cortesía, integridad, perseverancia, autocontrol y espíritu indomable son fundamentales en la práctica de esta antigua arte marcial coreana. Estos valores no solo definen la filosofía del Taekwondo, sino que también tienen el poder de impactar y transformar la vida de aquellos que los adoptan y aplican en su día a día.  

El primer principio, la cortesía, se basa en mostrar respeto y consideración hacia los demás. En el Taekwondo, se enfatiza el trato amable y respetuoso hacia los compañeros, entrenadores y maestros. Este valor fomenta un ambiente de armonía y camaradería, promoviendo relaciones positivas y constructivas tanto dentro como fuera del tatami.  

La integridad es el segundo principio esencial. Se trata de actuar con honestidad, honradez y ética en todas las situaciones de la vida. En el Taekwondo, se valora la integridad como una virtud fundamental, animando a los practicantes a tomar decisiones correctas y a ser justos en todas sus acciones. La integridad implica ser coherente con los principios morales y los valores personales en todo momento.  

La perseverancia es otro pilar importante en el Taekwondo. Implica tener una actitud constante y determinada para superar los desafíos y obstáculos que se presentan en el camino. Los practicantes aprenden a enfrentar las dificultades con valentía, manteniendo la motivación y la disciplina incluso en los momentos más difíciles.

La perseverancia en el Taekwondo se traduce en un crecimiento personal continuo y en la superación de los propios límites.   El cuarto principio, el autocontrol, es esencial para el desarrollo personal y el dominio de uno mismo. En el Taekwondo, se enfatiza la importancia de controlar las emociones y los impulsos, así como de mantener la calma y la serenidad en todas las situaciones.

El autocontrol permite a los practicantes tomar decisiones conscientes y responsables, evitando reacciones impulsivas o agresivas. A través del entrenamiento constante, se cultiva una mente y cuerpo equilibrado.  

Por último, el espíritu indomable es un principio que refleja la voluntad y la determinación inquebrantables. En el Taekwondo, se alienta a los practicantes a desarrollar un espíritu fuerte y resiliente, capaz de superar cualquier adversidad. El espíritu indomable implica mantenerse firme frente a los desafíos, nunca rendirse y perseverar en la búsqueda de los objetivos establecidos.  

En resumen, los principios del Taekwondo promueven el crecimiento personal, el respeto hacia los demás y el desarrollo de una mentalidad fuerte y equilibrada. Al vivir y aplicar estos principios, los practicantes del Taekwondo pueden experimentar una transformación profunda y convertirse ciudadanos íntegros para la vida en general.

¿Que usted opina al respecto?

Autor: MsC. Alain Alvarez

Exclusivo para www.sobretaekwondo.com

Únete a nuestra comunidad en

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.