(1+)786-408-4760
contacto@sobretaekwondo.com

Artículo
18 Jun 2020

Influencia de una estrategia didáctica para el aprendizaje de las posturas básicas en el Taekwondo.

Resumen

El objetivo de esta investigación fue diseñar una estrategia didáctica y analizar su influencia en el aprendizaje de las posturas básicas en el Taekwondo. La población objeto de estudio estuvo conformada por un entrenador y 25 practicantes de Taekwondo. En las conclusiones del estudio; se puede afirmar que es importante la aplicación de estrategias didácticas dirigidas a la enseñanza del Taekwondo, ya que estas permiten al iniciante aprender con mayor facilidad, produciendo una visión positiva de sí mismo lo que refuerza su autoestima y le ayuda a afrontar nuevas situaciones de aprendizaje.

Palabras clave: Estrategia, Didáctica, aprendizaje de las posturas básicas, Taekwondo, iniciación deportiva, entrenador.

Introducción

Desde los comienzos de la civilización humana, el hombre ha experimentado la necesidad de conocer, de transmitir y recibir información; por ende en el contexto actual la enseñanza del Taekwondo, juega un papel muy importante en la evolución educativa de este deporte. El deporte como uno de los procesos que más interviene en el progreso de las atletas, lo cual brinda conocimientos. El deporte en la sociedad enaltece la cultura, el espíritu, los valores y todo el entorno de sus practicantes; por lo que se hace necesario para alcanzar mejores niveles en la enseñanza de la técnica deportiva, con ello también el crecimiento y desarrollo del pensamiento inteligente y creativo de los practicantes de deporte.

La enseñanza y el aprendizaje del deporte  requiere organización y planificación por parte del entrenador, quien debe dar forma a las actividades, y pensar en las metodologías y recursos más apropia­dos para que los contenidos se puedan comunicar a los practicantes  de la manera más efectiva posible. Dichos contenidos constituyen los conocimientos, habilidades y actitudes esenciales que un practicante de Taekwondo debe dominar para lograr un desempeño competente en este deporte.

En cuanto a la didáctica diferencial o también conocida como diferenciada, es posible mencionar que esta adquiere un carácter más específico pues, como indica Flórez (1994), se lleva a cabo en un con­texto más acotado. Considerando este tipo de contextos, se ven involucrados aspectos a nivel socio-afectivo y cognitivo en la práctica deportiva, tales como: la edad, personalidad, competencias y/o habilidades cognitivas, entre otros. Existe un proceso de adaptación de contenidos orientado a las diferentes audiencias o grupos de practicantes según el deporte en cuestión.

Igualmente, varios estudios previos han aplicado modelos didácticos e innovadores para en la Educación Física para desarrollar y mantener las capacidades físicas, utilizando para ello solo el calentamiento o la vuelta a la calma de las clases (Becerra-Fernandez, Merino-Marban, & Mayorga-Vega, 2016; Mayorga-Vega, Merino-Marban, Redondo-Martín, & Viciana, 2017; Merino-Marban, Mayorga-Vega, Fernandez- Rodríguez, Estrada, & Viciana, 2015). Otro ejemplo sobre la didáctica aplicada al deporte, podría consistir en desarrollar guías didácticas con practicantes sistemáticos durante 60 minutos, contando con la estructura  de la parte inicial, principal y final de las clases, donde la parte principal ocupa el mayor tiempo para cumplimentar el objetivo trazado en dicha clase como desarrollar un objetivo curricular, por ejemplo, el aprendizaje técnico-táctico del deporte practicado.

En la actualidad la enseñanza presenta diversas situaciones problemáticas a las cuales se pretende dar soluciones mediante la aplicación de la psicología educativa, la ciencia de la educación, la didáctica y las teorías de la enseñanza y aprendizaje. Sin embargo, estas disciplinas no se encuentran del todo inmersas en el proceso de enseñanza de los educandos. Al contrario se encuentran en un debate filosófico con poca atención a la práctica.

La sociedad actual demanda en la práctica deportiva desafíos propios de la época y del desarrollo científico, tecnológico y económico alcanzados, en este contexto el conocimiento del cuerpo-organismo y el significado de éste en todas sus esferas, supera la noción deportiva resultado y adquiere nociones fundamentadas en la ética, en los derechos humanos, la satisfacción de necesidades básicas relacionadas con la recreación y salud, y la agilidad mental y física necesaria para resolver situaciones de la vida cotidiana. Es decir, adquiere una visión más amplia y por ende invita a ampliar la concepción que se tiene de esta disciplina y ubicarla en el espacio y tiempo que demanda la sociedad contemporánea. Por lo nos planteamos como objetivo diseñar una estrategia didáctica para enseñar las posturas básicas del Taekwondo en la iniciación deportiva de este deporte.

En respuesta a los desafíos, se diseña la estrategia didáctica para la enseñanza de las posturas básicas del Taekwondo en la iniciación deportiva, orientada en el enfoque curricular holístico. Dicho enfoque se centra en el desarrollo de las habilidades que contiene posturas de diferentes ángulos del cuerpo con relación a los apoyos corporales seleccionadas con base en los principios: antropológico, ético, sociopolítico y epistemológico, propios del enfoque en mención; además responde a los fines y objetivos de la formación deportiva inicial. En esta propuesta el Taekwondo  entendido como una formación base desde y para el contexto.

Con la puesta en marcha de la estrategia didáctica para la enseñanza de las posturas básicas del Taekwondo en la iniciación deportiva se pretende contribuir a la formación inicial de los niños, generando en ellos la capacidad de orientar en su práctica y para el futuro desarrollo de este deporte, los procesos de aprendizaje desde una visión holística de formación deportiva.

Metodología

Estudio explicativo que establece relaciones de causa-efecto, entre la variable independiente (aprendizaje de las posturas básicas) y las variables dependientes (cantidad de errores en las posturas objeto de estudio).

Diseño del estudio

Estudio de tipo experimental con asignación aleatoria en paralelo (Friedman, Furberg & DeMets, 2010). Los sujetos del grupo experimental fueron intervenidos mediante la Estrategia Didáctica para el aprendizaje de las posturas básicas durante seis semanas (30 sesiones de 45 minutos cada una), mientras que el grupo control solo recibió la enseñanza  tradicional de Taekwondo, este grupo recibió las mismas sesiones y minutos que el grupo experimental. Ambos grupos fueron evaluados tanto al inicio como al final del tratamiento (pretest-postest).

Muestra

Participaron 24 niños y niñas entre todos con edades de ocho años que practican el Taekwondo en el municipio Bayamo en Cuba. La propuesta didáctica se validó en la práctica, experimentalmente y para  demostrar la viabilidad de dicha estrategia,  se  utilizó  la prueba de hipótesis estadísticas,  la prueba de U de Mann Whitney y la prueba de Wilcoxon, con el objetivo de comprobar la influencia de la Estrategia Didáctica propuesta como variable independiente de estudio en el proceso de enseñanza de las postura básicas en el Taekwondo.

Criterios de inclusión y exclusión

– Ser practicante de Taekwondo.

– Tener en posesión el facultativo médico que lo acredita la práctica deportiva.

– Tener 1 mes cómo máximo de haber iniciado la práctica del Taekwondo.

Para la recolección de los datos se utilizaron los siguientes medios técnicos y materiales:

• Hojas para protocolos de observación,  lápiz,  Computadora  A open Pentium IV, Cámara de video Sonny (cuatro en total, dos por los laterales y las otras por el frente y por detrás), Casetera de video Sonny, Televisor ATC PANDA, Silbato para la señal auditiva, Trajes dobot.

Determinación de la prueba

Para determinar la influencia de las posturas corporales al iniciar la enseñanza de las posturas básicas en el grupo experimental  y de control, se aplicó en dos momentos (pretest y posttest) la prueba, con tres repeticiones por cada pierna en la postura estática y cinco repeticiones en la postura dinámicas y estáticas.

Validez y confiabilidad del test aplicado

Para determinar la validez de los test para evaluar la técnica Ap chagui, se empleó como criterio de validez externa las evaluaciones obtenidas en el cumplimiento de los objetivos pedagógicos en competencias provinciales similares aplicadas en años anteriores.

La correlación entre el resultado de criterios de validez externa y del test objeto de estudio se obtuvo a través del Coeficiente de correlación  Producto Momento de Pearson. La confiabilidad (precisión en las mediciones) se determinó realizando las aplicaciones del test de la técnica Ap chagui a un mismo grupo de atletas, tomando como intermedio entre la primera y la segunda aplicación  30 días. El procedimiento del cálculo es el mismo utilizado para la obtención de la validez.

Desarrollo o discusión

Análisis estadístico

Para el procesamiento de los datos se utilizó el paquete estadístico SPSS versión  8.0 para Windows. Los datos obtenidos se corresponden con las escalas de medición  nominales, es decir son variables continuas. Con el objetivo de comprobar realmente los estadígrafos a utilizar, se realizó la prueba de Normalidad o Bondad de Ajuste para conocer la dispersión de los datos bajo la curva, ya  que debe considerarse que los resultados de las observaciones no se distribuyeron normalmente, por lo que tuvimos que recurrir a procedimientos estadísticos no paramétricos.

Entre las pruebas estadísticas utilizadas se destacan la prueba de U de Mann Whitney para dos muestras independientes y la prueba de Wilcoxon para dos muestras relacionadas.  Para determinar la fiabilidad de los resultados observados en cada variable,  se utilizó el coeficiente de correlación de Pearson y el resultado obtenido se comparó utilizando la siguiente tabla (ver anexo 1).

< menos de 0.69: Baja o Dudosa.

< de 0.70 a 0.74:  Moderada

< de  0.75 a 0.84: Aceptable o Buena.

< más de 0.85: Alta o Excelente. 

Se emplearon las siguientes hipótesis estadísticas:

Hipótesis Estadística:

μ1: varianza del grupo experimental

μ2: varianza del grupo de control

H0: μ1  =  μ2  (los dos factores de la variable Metodología producen el mismo efecto en la calidad del aprendizaje). Los datos no son significativos.

Ha: μ1 ≠ μ2 (al menos uno de los dos factores de la variable Metodología producen un efecto diferente en la calidad del aprendizaje), Los datos son significativos.

Nivel de Significación: α = 0.05

 Distribución Muestral: la variable es la varianza muestral.

Resultados

Los participantes del estudio (n=12) fueron asignados aleatoriamente al grupo experimental o grupo control. La media de la edad del grupo experimental fue 8.1 años (DE=0.5) y la media del grupo control 7.6 años (DE=0.82). La experiencia deportiva fue igual para ambos grupos con medianas de 1 mes; tanto para el grupo control como experimental tuvieron seis niñas y 6 niños.             

En la Tabla # 1, se recogen los resultados de la postura estática en naranji sogui  del grupo control y experimental, con dos test (inicial y final), sin desplazamiento (ver anexo 2).

En el test inicial del grupo control, la totalidad de  los taekwondocas durante la adopción de la postura naranji sogui son evaluados de mal, entre otros, por los siguientes motivos: el  peso del cuerpo no está bien repartido entre ambos pies, los pies están flexionados, los pies no guardan una relación paralela, la visión no se proyecta al frente, no existe una línea corporal adecuada respecto al equilibrio y los brazos no están flexionados al frente.

En el post test de dicho grupo, los niños adoptan una mejor postura naranji sogui, ya que el 89,3 % de la muestra es evaluada de excelente, debido a la colocación de los pies para disminuir las oscilaciones corporales, al aumento  de la estabilidad del equilibrio, factor importante en la adquisición de la habilidad postural.

En la misma tabla # 1, una vez analizadas las mediciones del pretest en el grupo experimental, la totalidad de la muestra fueron evaluados de mal, observándose piernas demasiadas flexionadas, oscilaciones corporales, pies no miran al frente.

En el análisis del segundo test relacionado con  la misma variable (postura de naranji sogui), se valora que el 90.5 % de los sujetos son evaluados de excelente, por cuanto, el peso del cuerpo se reparte adecuadamente sobre ambos pies y se mantienen ligeramente extendidos, permitiendo una buena relación paralela entre ambos pies y la visión está proyectada hacia el objetivo focal.

En la Tabla # 2, se muestran los estadígrafos de prueba de la postura básica estática chuchum sogui. El uso de las pruebas de hipótesis no paramétricas para muestras independientes y relacionadas: Test de Mann Whitney y Wilcoxon nos permitió plantear las siguientes hipótesis estadísticas (ver anexo 3).

H0: μ1  =  μ2  (los dos factores de la variable Estrategia Didáctica producen el mismo efecto en la calidad del aprendizaje). Los datos no son significativos.

Ha: μ1 ≠ μ2 (al menos uno de los dos factores de la variable Estrategia Didáctica producen un efecto diferente en la calidad de la enseñanza), los datos son significativos.

Si tenemos en cuenta que el nivel de significación utilizado para este procesamiento fue de un 95% (a=0,05) y obtenemos un valor de probabilidad asociada a  0,001  que al ser menor que 0,05 (nivel de significación), tomamos la decisión de rechazar la hipótesis Ha: μ1 ≠ μ2, con un 95% de confiabilidad, lo que significa que no existen diferencias significativas entre el pretest y el postest en  los grupo estudiados.

Para la comparación del estado inicial y final en cada uno de los grupos se utilizó la prueba de Wilcoxon,  obteniéndose en el grupo control una probabilidad de 0.001 y el experimental de 0.001, al ser comparada con alfa al 0.05; lo que permitió determinar que (p < a  ),  y que por lo tanto existen diferencias significativas que indican que en el segundo test ambos grupos mejoraron ostensiblemente tanto cualitativamente como cuantitativamente los indicadores preestablecidos para evaluar dicha variable.

En la Tabla # 3, se relacionan los datos de la básica ap kubi dinámica de ambos grupos (ver anexo 4).

Al aplicarse el  test inicial en el  grupo control pudo apreciarse que el total de los practicantes durante la adopción de la postura ap sogui estática, obtuvieron evaluación de mal: se observó que  los pies no estaban  de forma natural,  las piernas flexionadas,  el peso del cuerpo no estaba repartido entre los apoyos plantares, la punta de los pies  giraba hacia afuera, no existía una relación de la amplitud paralela entre ambas piernas, la visión no se proyecta al frente, carencia de  una estabilidad de la línea corpórea,  mientras que los brazos  extendidos a los laterales del cuerpo  no protegen  la zona frontal del cuerpo. En la misma tabla # 3, el grupo control obtiene en el postest una evaluación global de excelente, debido a una notable mejora de la estabilización del equilibrio corporal, (los pies soportan adecuada y proporcionalmente el peso del cuerpo).

El grupo experimental,  obtiene en el test inicial de la postura ap  kubi sogui estática,  una evaluación de mal, 100%). Efectivamente, se observa que el peso del cuerpo no está  correctamente repartido entre ambos pies debido a un adelantamiento de los hombros, alejando el tronco de la línea gravitacional;  los pies mantienen  una excesiva flexión con la punta  girando  hacia fuera sin que  existiera una relación paralela entre ellos, se  afecta el sistema visomotriz  respecto   al objetivo focal, la línea corporal no cumple  con la estabilidad corporal y los brazos no cumplen  con su función estabilizadora. Por el contrario, durante el análisis del postest, el 91.8 % son evaluados de excelente debido a una mejor proyección de la sustentación del cuerpo en el apoyo.

Respecto a la postura ap sogui estática para ambos grupos, el uso de las pruebas de hipótesis no paramétricas para muestras independientes y relacionadas: test de Mann Whitney y Wilcoxon, permitió plantear las siguientes hipótesis estadísticas:

H0: μ1  =  μ2  (los dos factores de la variable Estrategia Didáctica produce el mismo efecto en la calidad del aprendizaje). Los datos no son significativos.

Ha: μ1 ≠ μ2 (al menos uno de los dos factores de la variable Estrategia Didáctica produce un efecto diferente en la calidad del aprendizaje), Los datos son significativos.

Si tenemos en cuenta que el nivel de significación utilizado para este procesamiento fue de un 95% (a=0,05) y obtenemos un valor de probabilidad asociada a  0,01  que al ser menor que 0,05 (nivel de significación), tomamos la decisión de rechazar la hipótesis Ha: μ1 ≠ μ2, con un 95% de confiabilidad, ya que  no existen diferencias significativas entre el pretest y el postest de los grupo estudiados.

Para la comparación   de ambos grupos  al inicio y al final, se utilizó la prueba de Wilcoxon,  obteniéndose en el grupo control una probabilidad de 0.001 y el experimental de 0.001, al ser comparado con alfa al 0.05; lo que permitió determinar  (p < a  ), por lo tanto existen diferencias significativas que indican que en el segundo test ambos grupos mejoraron  tanto cualitativamente como cuantitativamente en los indicadores preestablecidos para evaluar la  variable objeto de estudio.

En la Tabla # 4,  se exponen los resultados obtenidos por los grupos control y experimental de la postura básica dinámica chuchum sogui (ver anexo 5).

En el test inicial del grupo control, el total de los sujetos no cumple con los indicadores establecidos para lograr una buena evaluación puesto que se constató que  la pierna delantera derecha o izquierda (según la postura: derecha o izquierda), no cumplía con los 90 grados de flexión, además de que no guardaban  una relación espacial entre ambos apoyos, la pierna trasera no se  extendía totalmente de forma natural, el peso del cuerpo no estaba repartido entre los apoyos plantares, la punta de los pies   giraba hacia fuera o hacia adentro, la visión no se proyectaba al frente, no existía una línea corporal adecuada, los brazos se extendían  a los laterales del cuerpo y no cerraban  los puños y  el tronco se encontraba  adelantado o atrasado. Es por ello que obtuvieron  la evaluación de Mal.

En el postest del grupo de control, se pudo apreciar que aproximadamente el 75% de la muestra tiene un dominio excelente, tanto por la pierna derecha como por la izquierda. Los escasos aspectos negativos se relacionaron con   no mantener una visión frontal,  flexionar la pierna de apoyo,  levantar el apoyo plantar y  optar por una línea diagonal.

En el test inicial del grupo experimental,  la postura en ap kubi sogui,  arrojó que la totalidad del grupo  no cumplió con los indicadores establecidos, obteniendo  una evaluación de mal en  la postura. Se pudo observar,  que el peso del cuerpo no se repartía  correctamente  entre ambos apoyos, la punta de los pies giraba hacia fuera y no existía una relación paralela entre ellos, además de que se apreciaba  una afectación del indicador visomotriz  respecto a la  focalización.

En los resultados del postest, se aprecia una evolución positiva ya que el 76.2% de la muestra cumple con los diversos requisitos de la postura y obtiene una evaluación de excelente, por lograr mejorar el equilibrio corporal y las oscilaciones que provoca esta postura debido a la amplitud de pasos que tiene la misma.

Para dicha prueba de la postura ap kubi sogui, se reflejan en la misma tabla, los resultados de las prueba es estadística de Mann Whitney, de los que inferimos que no existen diferencias significativas entre el pretest y el postest de los grupo estudiados.

Para  la comparación  de los grupos, se utilizó la prueba de Wilcoxon,  obteniéndose en el grupo control una probabilidad de 0.004 y el experimental de 0.004, al ser comparada con alfa al 0.05; lo que permitió determinar que (p < a  ), por lo tanto existen diferencias significativas que indican que en el segundo test ambos grupos mejoraron en el orden  cualitativo y cuantitativo en los indicadores establecidos para la  variable objeto de estudio.

Discusión

La práctica repetitiva de los movimientos técnicos y la experiencia deportiva traen como resultado la mejora en el desempeño coordinativo de la técnica (Delignières, et al., 1998; Sterkowics et al., 2012), teniendo su máximo desarrollo en edades tempranas  (Mateo & Sáez, 2004) consideradas como la etapa de desarrollo intenso o critico de esta capacidad que se interpone en la repetitividad de los movimientos técnicos (Antón, 2009; Quitério, et al., 2017). La investigación sobre el aprendizaje de las posturas básicas  en la iniciación del Taekwondo ha sido de gran interés donde diferentes autores han relacionado los niveles de coordinación en la ejecución técnica y su eficacia (Benjumea, et al., 2017; Da Silva, 2003; Stojanoviæ, et al., 2014), y los niveles de coordinación con el aprendizaje de la técnica y su perfeccionamiento (Garbolewski & Starosta, 2013; Hillis & Holman, 2014; Lyakh, et al., 2011; Villa, 2011; Walaszek & Nosal, 2014).

Las posturas básicas pueden ser mejorada por medio de la práctica, ya sea de un deporte, varios o por medio de una actividad física cualquiera (Cvetkovic, et al., 2011; Hodges, Hayes, Horn & Williams, 2005; Fransen, et al., 2012) y está estrechamente relacionada con el desarrollo de las habilidades técnicas del deporte en cuestión (Radwan, 2014).

Acorde con J. Le Boulch (1988) esta postura no debe ser una concomitante para que un sujeto sin alteraciones nerviosas no cumpla con las exigencias establecidas, ya que la interacción, y el buen funcionamiento entre el sistema nervioso central y la musculatura esquelética durante la adopción de las posturas corporales, le permite al niño crear esquemas de seguridad en el mismo. Dicho de otra manera, es una acción coordinada entre el sistema nervioso central  y la musculatura física y tónica. Es un dominio global del cuerpo, un ajuste dinámico continuo.

En este caso, la postura que se analiza, no es la postura natural que debe poseer cada sujeto en el medio natural, sino que se trata de la postura corporal poco tratada por el practicante antes de iniciarse en la práctica del Taekwondo. De ahí que la adaptación a la misma se produzca  a largo plazo.

En el presente estudio se evaluó las posturas básicas del Taekwondo, después de aplicar un entrenamiento complementario de las a un grupo experimental que utilizó la Estrategia Didáctica y el grupo de control que se mantuvo con lo tradicional, comparándose ambos grupos. Los resultados mostraron que el grupo sometido a la Estrategia Didáctica  para el  aprendizaje de las posturas básicas, obtuvo un mejor desempeño en los test realizados.

Estos resultados pueden ser explicados por una mejora en la técnica (Da Silva, 2003; Garbolewski & Starosta, 2013; Stojanoviæ, et al., 2014; Villa 2011; Walaszek & Nosal, 2014). Sin embargo, al realizar la comparación estadística intergrupos se pudo constatar que no existen diferencias significativas (p= 0.180). De igual forma, los resultados del estudio se pueden explicar por las posibles adaptaciones del Sistema Nervioso Central (SNC) y una mejora de la coordinación muscular relacionada con la técnica de las posturas en este deporte.

El resultado de la investigación soporta la hipótesis que la Estrategia Didáctica en el   aprendizaje de las posturas básicas del Taekwondo mejora los resultados que la forma tradicional, resultado que puede estar asociado a la mejora en la coordinación técnica y su repetición con variada información al niño taekwondoca, resultado que coincide con  (Cortéz, 2013; Lech, et al., 2014; Montenegro & Ramos, 2015). Además, es posible un incremento asociado con el nivel de coordinación (Da Silva, 2003).

Conclusiones

Con la aplicación de la Estrategia Didáctica para el aprendizaje de las posturas básicas en  los niños que inician la práctica del Taekwondo, el grupo experimental a partir de la comparación de los resultados pre y postest no pudo mostrar  diferencia estadísticamente significativa comparada con el grupo control.

De igual forma, el grupo experimental obtuvo una mejora significativa en la evaluación de la coordinación técnica de las posturas básicas en el Taekwondo con respecto al grupo control. El aprendizaje de las posturas básicas en el grupo experimental mejoró su rendimiento coordinativo de las mismas, debido posiblemente a la mejora en la ejecución técnica influenciada por el incremento de la coordinación.

A pesar que el estudio demostró que no hay diferencias estadísticamente significativas entre el grupo que realizó la Estrategia Didáctica de aprendizaje complementario de las posturas básicas para este deporte, por lo que se puede concluir que la diferencia encontrada es favorable para la práctica pertenece al propia estrategia, Por lo tanto, el aprendizaje de las posturas básicas en el Taekwondo debe centrarse en la adaptación del SNC a una variedad de movimientos, basado en las capacidades coordinativas, que amplifican ganancias de la técnica.

En próximos estudios se hace necesario ampliar el tamaño de la muestra, la cual fue una limitación en el presente estudio y análisis al momento de realizar comparaciones donde el tamaño de la muestra puede afectar los resultados (Martínez-González, et al., 2014).

Referencias bibliográficas

1. Antón, G. J. L. (2009). El entrenamiento de las capacidades coordinativas en deportes de equipo: Bases de aplicación y tratamiento en la formación del jugador. Funámbulos editores. Declaración de Helsinki de la AMM – Principios éticos para las investigaciones médicas en seres humanos., 9 (2013) (testimony of Asociación Médica Mundial).

2. Benjumea, J. M. C., Alfonso, J. R., Pineda, S. M., & Fernández- Truan, J. C. (2017). Test de coordinación motriz 3JS: Cómo valorar y analizar su ejecución. Retos: nuevas tendencias en educación física, deporte y recreación, 32, 189-193.

3. Bompa, T. O. (2006). Periodización del entrenamiento deportivo. Editorial Paidotribo.

Bruner, M. W., Erickson, K., Wilson, B., & Côté, J. (2010). Anappraisal of athlete development models through citation network analysis. Psychology of Sport and Exercise, 11(2), 133-139.

4. Bustamante, V. A. (2007). Análisis interactivo de la coordinación motora, actividad física y del índice de masa corporal en escolares peruanos. [Tesis de Maestría]. Universidad de Porto. Perú.

5. Castañeda, J.; Centeno, J.; Lomelí, L.; Lusso, M. y Nava, M. (2007). Aprendizaje y Desarrollo. México: Umbral.

6. Caiza, Ortega, & Luis. (2013). Estudio de las capacidades coordinativas y su influencia en los fundamentos técnicos del fútbol en los niños y niñas de 10 – 12 años de las escuelas Fiscales 9 de octubre y Túpac Yupanqui de la parroquia de san Antonio de Ibarra. [Tesis de pregrado]. Universidad Técnica del Norte.

7. Camargo, V., & Yezid, B. (2014). Características morfo-funcionales y motoras en jugadores de balonmano categoría juvenil de la selección de Yumbo-Valle [Thesis]. http:// bibliotecadigital.univalle.edu.co/handle/10893/7104

8. Coral, T. D. F. (2011). Diseñar y aplicar instrumentos para evaluar las Capacidades Coordinativas de los futbolistas profesionales. [Tesis de pregrado]. Universidad San Francisco de Quito. Ecuador.

9. Cortéz, A. O. (2013). Las capacidades coordinativas y su influencia en la ejecución de los lanzamientos del baloncesto en los deportistas de la categoría sub 14 de la liga deportiva cantonal de Mocha. [Tesis de Maestría]. Universidad Técnica de Ambato.

10. Côté, J. (1999). The influence of the family in the development of talent in sport. The sport psychologist, 13(4), 395–417.

11. Cvetkovic, M., Jaksic, D., Orlic, D., Obradovic, J., & Pantovic, M. (2011). Effects of skating course on transformation of particular motor abilities. Short Scientific Paper, 2, 186-191.

12. Da Silva, M. M. E. (2003). Coordenação Motora e Velocidade de Reacção [Tesis de Maestría]. Universidad de Porto.

13. De Boer, R. W., Cabri, J., Vaes, W., Clarijs, J. P., Hollander, A. P., De Groot, G., & 14. Van Ingen, S. G. (1987). Moments of force, power, and muscle coordination in speed-skating. International journal of sports medicine, 8(6), 371-378.

15. De Souza, P. R. P., De Carvalho, S. G., Rodrigues, G. M., Cymrot, R., Saeta, B. R. P., & Blascovi-Assis, S. M. (2015). Coordenação motora e ritmo circadiano em meninos com características variadas no desenvolvimiento. Revista Neurociencia, 23(3), 342-348.

16. Delignières, D., Nourrit, D., Sioud, R., Leroyer, P., Zattara, M., & Micaleff, J. P. (1998). Preferred coordination modes in the first steps of the learning of a complex gymnastics skill. Human Movement Science, 17, 221-241.

Díaz-Barriga, F. (1989). Aprendizaje significativo y organizadores anticipados. México: UNAM.

17. Díaz–Barriga, F. y Hernández, G. (2002). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista (2ª ed.). México: Mc Graw Hill.

18. Díaz–Barriga, F. y Hernández, G. (2010). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista (3ª ed.). México: Mc Graw Hill.

19. Echeverri, R. J. A. (2015). Modelos de desarrollo deportivo y factores condicionantes relacionados con el desarrollo del talento deportivo. http://viref.udea.edu.co, 4(2), 69-85.

20. Elvira, J. L. L., Plaza, D. L., Valenciano, A. L., & Bueno, C. M. (2017). Influencia del calzado en el movimiento del pie durante la marcha y la carrera en niños y niñas de 6 y 7 años. Retos: nuevas tendencias en educación física, deporte y recreación, 31(1), 128-132.

21. Friedman, L. M., Furberg, C. D., & DeMets, D. L. (2010). Fundamentals of Clinical Trials. Springer New York. http:// link.springer.com/10.1007/978-1-4419-1586-3

22. Garbolewski, K., & Starosta, W. (2013). Level and conditions of global motor coordination and jumping abilities among polish and german national team water-polo players. Acta Kinesiologica, 2, 7-9.

23. García, C., Pérez, S. E., Rodríguez, J. J., & Moral, J. E. (2013). Relación de las capacidades coordinativas con la competencia motriz autopercibida en adolescentes. Trances, 5(3), 213- 228.

24. Hands, B., Licari, M., & Piek, J. (2015). A review of five tests to identify motor coordination difficulties in young adults. Research in Developmental Disabilities, 41–42, 40-51. https://doi.org/10.1016/j.ridd.2015.05.009

25. Hernando, I., Susana. (2014). El patinaje como actividad extraescolar dentro de la educación no formal: Desarrollo de la coordinación dinámica general y del equilibrio [Tesis de Maestría]. Universidad de Valladolid. España.

26. Hillis, T. L., & Holman, S. (2014). The relationships between speed and technical development in young speed skaters. International Journal of Sports Science & Coaching, 9(2), 393-400.

27. Hodges, N. J., Hayes, S., Horn, R. R., & Williams, A. M. (2005). Changes in coordination, control and outcome as a result of extended practice on a novel motor skill. Ergonomics, 48(11- 14), 1672-1685.

28. Hondt, E. D., Deforche, B., Gentier, I., De Bourdeaudhuij, I., Vaeyens, R., Philippaerts, R., & Lenoir, M. (2013). A longitudinal analysis of gross motor coordination in overweight and obese children versus normal-weight peers. International Journal of Obesity, 37, 61-67.

29. Iivonen, S. (2016). A review of studies using the Körperkoordinationstest für Kinder (KTK). ResearchGate. https://www. r e s e a r c h g a t e . n e t / p u b l i c a t i o n /

301899260_A_review_of_studies_using_the_Korperkoordinationstest_fur_Kinder_KTK

30. Kiphard, B. J., & Schilling, F. (1974). Körperkoordinations Test für Kinder. Beltz Test GmbH, Weinheim.

31. Lech, G., Sertiæ, H., Sterkowicz, S., Sterkowicz Przybycieñ, K., Jaworski, J., & Krawczyk, R. (2014). Effects of Different Aspects of Coordination on the Fighting Methods and Sport Skill Level in Cadet Judo Contestants. Uèinci Razlièitih Aspekata Koordinacije Na Naèin Borenja I Razinu Sportske Vještine Kadetskih Judo Natjecatelja., 46(1), 69-78.

32. Ledesma, R., Macbeth, G., & Cortada de Kohan, N. (2008). Tamaño del efecto: Revisión teórica y ampliaciones con el sistema estadístico. Revista Latinoamericana de Psicología, 40(3), 425-439.

33.  Approach to Long-Term Athletic Development. Strength and Conditioning Journal, 34(3), 61-72. https://doi.org/10.1519/SSC.0b013e31825760ea Lopes, L. O., Lopes, V. 34. P., Santos, R., & Pereira, B. (2010). Associações entre actividade física, habilidades e coordenação motora em crianças portuguesas. Revista Brasileira de Cineantropometria e Desempenho Humano, 15- 21. https://doi.org/10.5007/1980-0037.2011v13n1p15

35. Lopes, V. P., Maia, J. A. R., Silva, R. G., Seabra, A., & Morais, F. P. motora da população escolar (6 a 10 anos de idade) da Região Autónoma dos Açores. da região autónoma dos Açores. Revista Portuguesa de Ciências do Desporto, 3(1), 47-60.

36. López, D. C. J. (2014). El trabajo de coordinación en baloncesto. Análisis en categorías de formación. AGON International Journal of Sport Sciences, 4(1), 56-65.

37. Lyakh, V., Sadowski, J., & Witkowski, Z. (2011). Development of Coordination Motor Abilities (CMA) in the System of Long- Term Preparation of Athletes. Polish Journal of Sport and Tourism, 18(3), 187-191. https://doi.org/10.2478/v10197-011-0014-6 Martínez-González, M. Á., Sánchez-Villegas, A., Faulín, F. J., &

38. Toledo, A. E. A. (2014). Bioestadística amigable (Tercera). Elsevier.

39. Mateo, C. M., & Sáez, M. S. C. (2004). Desarrollo físico y psicomotor en la etapa infantil. 27-64.

40. Mori, H. R. (2008). La coordinación y motricidad asociada a la madurez mental en niños de 4 a 8 años. Universidad Femenina del Sagrado Corazón, 16(1), 139-154.

Muñoz, R., Daniel. (2009). La coordinación y el equilibrio en el área de Educación Física. Actividades para su desarrollo. www.efdeportes.com, 13(130). http://www.efdeportes.com/efd130/la-coordinacion-y-el-equilibrio-en-el-area- eeducacion-fisica.htm

41. Sterkowics, S., Lech, G., Jaworski, J., & Ambrozy, T. (2012). Coordination motor abilities of judo contestants at different age. Journal of Combat Sports & Martial Arts, 3(2), 5.

Anexos

Anexo 1. Test  para validar las posturas básicas.

MedicionesValidezConfiabilidadSEv. Según Satziorski (1989).
Nivel de desarrollo de la postura básica0.900.920.34Excelente
Efectividad del movimiento0.920.950.33Excelente
Fluidez del movimiento0.920.950.34Excelente

Anexo 2. Tabla # 1. Datos de la postura básica estática ap kubi sogui.

GruposTestPieABCDEFTotalCorr.
  Control  InicialDer  20  20  20  20  20  20  120  Baja
Izq.
  FinalDer  03  06  04  05  04  04  26  Media
Izq.
  Exp.  InicialDer  20  20  20  20  20  20  120  Baja
Izq.
  FinalDer  00  03  01  00  00  02  06  Alta
Izq.

  Anexo 3. Tabla # 2. Datos de la postura básica dinámica ap kubi sogui.

GruposTestPieABCDEFTotalCorr.
  Control  InicialDer  20  20  20  20  20  20  120  Baja
Izq.
  FinalDer  04  04  04  06  03  04  27  Media
Izq.
  Exp.  InicialDer  20  20  20  20  20  20  120  Baja
Izq.
  FinalDer  00  01  04  02  00  03  10  Alta
Izq.

              Anexo 4. Tabla # 3. Datos de la postura básica estática chuchum sogui.

GruposTestPieABCDEFTotalCorr.
  Control  InicialDer  20  20  20  20  20  20  120  Baja
Izq.
  FinalDer  04  04  04  04  03  05  24  Media
Izq.
  Exp.  InicialDer  20  20  20  20  20  20  120  Baja
Izq.
  FinalDer  00  01  02  02  00  03  08  Alta
Izq.

              Anexo 5. Tabla # 4. Datos de la postura básica dinámica chuchum sogui.

GruposTestPieABCDEFTotalCorr.
  Control  InicialDer  20  20  20  20  20  20  120  Baja
Izq.
  FinalDer  04  04  04  04  03  05  24  Media
Izq.
  Exp.  InicialDer  20  20  20  20  20  20  120  Baja
Izq.
  FinalDer  00  01  02  02  00  03  08  Alta
Izq.

Autores:

  • Dr. C. Andrés Briñones Fernández
  • Dr. C. Loida Bonet Avilés. Universidad Granma Cinturón Azul en Kárate-DO. Cuba. lboneta@udg.co.cu
  • M.Sc. Wilkinson Briñones Ramírez. Cinturón Azul en Taekwondo y Entrenador del Alto Rendimiento Deportivo. Las Tunas. Cuba. wilki@nauta.cu

Exclusivo para www.sobretaekwondo.com

Déjenos sus comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Alert: Content is protected !!