(1+)786-408-4760
contacto@sobretaekwondo.com

Artículo
7 Jul 2024

La planificación del entrenamiento para niños y jóvenes es fundamental

En el ámbito del deporte juvenil, la planificación del entrenamiento es fundamental para alcanzar niveles óptimos de rendimiento. Sin embargo, es común encontrar que muchos equipos de escuelas y academias que compiten en niveles regionales, estatales y nacionales, que carecen de planes de entrenamiento estructurados. Esta falta de planificación dificulta la preparación efectiva y sistemática de los atletas, impidiendo la formulación y cumplimiento de objetivos tanto generales como específicos distribuidos adecuadamente en el tiempo. Según Dietrich Martin y sus colegas en su obra «Metodología General del Entrenamiento Infantil y Juvenil», el entrenamiento en estas edades debe estar basado en principios científicos y estructurados que consideren el desarrollo físico, motor, cognitivo y psicosocial de los atletas​​.

La situación actual y sus consecuencias

Muchos profesores y entrenadores toman decisiones sobre las cargas de entrenamiento, ejercicios, volumen, intensidad y recuperación de manera empírica, momentos antes de la clase o incluso durante la misma. Esta improvisación no considera lo realizado en sesiones anteriores como tampoco que tribute en sesiones futuras para lograr el objeto programado. De esta manera, se crea un proceso de entrenamiento inconsistente, desorganizado e ineficaz.

La ausencia de objetivos claros en función de las exigencias del deporte y las necesidades individuales de los practicantes no permiten encontrar los contenidos, métodos, procedimientos organizativos, cargas y modelos de preparación con razones sólidas en el desarrollo físico, técnico y táctico, teórico y psicológico de los deportistas. Esta ineficiente desorientado no permite encontrar el máximo rendimiento de los deportistas, creando un agotamiento innecesario de los jóvenes atletas, y aumentando el riesgo de lesiones.

Objetivos generales y específicos

El primer paso en la planificación del entrenamiento es establecer objetivos claros y específicos. Los objetivos generales se resumen a lo que se desea lograr a largo plazo. Por ejemplo; Lograr 3 medallas de oros en el campeonato nacional. Se debieran incluir los objetivos por componentes; desarrollar de la condición física, aprender y perfeccionar las habilidades técnicas y tácticas, el conocer las reglas, optimizar la actitud en entrenamientos y competencias sin afectar la salud y el bienestar de los pupilos.

Los objetivos específicos van al detalle de cada componente de la preparación. Esto últimos se cumplen a más corto plazo, y van tributando paso a paso al objetivo general. Estos son más detallados y adaptados a cada atleta o equipo, considerando sus necesidades y metas individuales. Por ejemplo, un especifico podría ser ejecutar la técnica de Yop chagui con un 50% de efectividad en asaltos de 2 minutos libre en un período de 4 semanas​​.

Cargas de entrenamiento: ejercicios, volumen, intensidad, recuperación, métodos

Las cargas de entrenamiento deben ser cuidadosamente planificadas y progresivamente aumentadas para evitar lesiones y promover el desarrollo óptimo de los jóvenes atletas. Las variables clave incluyen:

  • Ejercicios: Deben ser variados y adecuados para la edad y el nivel de desarrollo de los atletas. Se recomienda una mezcla de ejercicios de resistencia, fuerza, velocidad y flexibilidad​​.
  • Volumen: El volumen de entrenamiento se refiere a la cantidad total de trabajo realizado, generalmente medido en horas o repeticiones. Es crucial ajustar el volumen para evitar la sobrecarga y permitir una recuperación adecuada​​.
  • Intensidad: La intensidad se refiere al esfuerzo requerido en cada sesión de entrenamiento. Debe aumentarse gradualmente y adaptarse a la capacidad individual de cada atleta​​.
  • Recuperación: Los períodos de recuperación son esenciales para permitir la adaptación fisiológica y evitar el agotamiento. Incluyen descansos dentro de las sesiones y días de descanso entre sesiones intensas​​.
  • Métodos: Los métodos de entrenamiento pueden variar desde entrenamientos continuos y de intervalos hasta juegos y actividades lúdicas que mantengan a los jóvenes motivados y comprometidos​​.

Importancia de un programa técnico en las etapas iniciales

En las etapas de iniciación y formación, es crucial que los niños y jóvenes sigan un programa de cumplimiento técnico. Este programa debe enfocarse en el desarrollo de habilidades básicas, la adquisición de una técnica correcta y la introducción a los principios fundamentales del entrenamiento. Esto sienta las bases para un progreso seguro y efectivo hacia niveles de rendimiento más altos.

Planificación para competidores en búsqueda de rendimiento

Una vez que los jóvenes atletas deciden priorizar los resultados y buscan un nivel de rendimiento superior en eventos competitivos, es esencial contar con un plan de entrenamiento estructurado que considere optimizar los cinco componentes del entrenamiento deportivo, sus principios y un modelo de planificación adecuado.

  1. Componentes del entrenamiento deportivo:
    • Condición Física: Desarrollo de la resistencia, fuerza, velocidad, flexibilidad y coordinación.
    • Técnica: Perfeccionamiento de las habilidades específicas del deporte.
    • Táctica: Estrategias y toma de decisiones durante la competencia.
    • Psicológica: Preparación mental y manejo del estrés competitivo.
    • Teórica: Comprensión de los fundamentos del deporte y del entrenamiento.
  2. Principios del entrenamiento:
    • Progresión: Incremento gradual de la carga de trabajo para evitar lesiones.
    • Variedad: Diversificación de ejercicios y actividades para mantener el interés y trabajar diferentes habilidades.
    • Especificidad: Adaptación del entrenamiento a las necesidades del deporte y del atleta.
    • Individualización: Personalización del entrenamiento según las características y capacidades del atleta.
    • Recuperación: Asegurar períodos adecuados de descanso para permitir la adaptación y recuperación.
  3. Modelo de Planificación:

Planificación tradicional

La planificación tradicional se basa en una estructura lineal y progresiva. Este modelo sigue una secuencia establecida de períodos: preparatorio, competitivo y transitorio. Cada período tiene objetivos específicos y se centra en desarrollar distintas capacidades físicas y técnicas.

Características:

  • Período preparatorio: Enfocado en el desarrollo de la capacidad aeróbica y la fuerza general.
  • Período competitivo: Se concentra en la mejora de la velocidad y la capacidad anaeróbica, con una reducción del volumen y un aumento de la intensidad del entrenamiento.
  • Período transitorio: Fase de recuperación y regeneración, donde se reducen las cargas de entrenamiento​​.

Planificación pendular

El modelo pendular, también conocido como modelo de ondulación, alterna ciclos de carga alta con ciclos de carga baja, creando una variación continua en el entrenamiento. Este enfoque ayuda a evitar el sobreentrenamiento y permite una recuperación adecuada.

Características:

  • Ciclos de carga alta: Se enfocan en la intensidad y volumen elevado para promover adaptaciones fisiológicas.
  • Ciclos de carga baja: Facilitan la recuperación y consolidación de las adaptaciones logradas durante los ciclos de carga alta​​.

Planificación en bloque

La planificación en bloque segmenta el entrenamiento en bloques específicos, cada uno con un objetivo claro y definido. Cada bloque se centra intensivamente en un aspecto particular del rendimiento, como la fuerza, la velocidad o la resistencia.

Características:

  • Bloques monotemáticos: Cada bloque se dedica a un solo objetivo, maximizando las adaptaciones específicas.
  • Secuencia de bloques: Los bloques se estructuran de manera que cada uno complemente al anterior, creando una progresión lógica y eficiente​​.

Planificación ATR (Acumulación, Transformación, Realización)

El modelo ATR es una versión más avanzada y específica de la planificación en bloque. Este enfoque divide el entrenamiento en tres fases principales:

Fases:

  • Acumulación: Fase dedicada a la acumulación de cargas de entrenamiento, enfocándose en la base aeróbica y la fuerza general.
  • Transformación: En esta fase, el entrenamiento se orienta hacia la mejora de la capacidad funcional específica del deporte.
  • Realización: Fase final que se concentra en la puesta a punto para la competición, optimizando la velocidad y la capacidad anaeróbica​​.

Cada uno de estos modelos tiene sus propias ventajas y desventajas, y la elección del más adecuado depende de las características del deporte, el nivel del atleta y los objetivos específicos del entrenamiento. Una correcta implementación y adaptación de estos modelos puede conducir a mejoras significativas en el rendimiento deportivo.

Conclusión

La planificación del entrenamiento para niños y jóvenes no es una tarea trivial y requiere un enfoque meticuloso y bien estructurado. La falta de un plan de entrenamiento adecuado puede resultar en un rendimiento subóptimo y aumentar el riesgo de lesiones. Al establecer objetivos claros, ajustar las cargas de entrenamiento de manera efectiva, seguir los principios del entrenamiento deportivo, los entrenadores pueden maximizar el potencial de sus atletas y prepararlos adecuadamente para las competencias.

¿Que usted opina al respecto?

Autor: MsC. Alain Alvarez

Exclusivo para www.sobretaekwondo.com

Leave a Reply