(786)-408-4760
contacto@sobretaekwondo.com

Artículo
17 May 2013

La preparación táctica en jóvenes taekwondistas y su aprendizaje

En el rendimiento de los taekwondistas, la preparación táctica constituye un aspecto esencial, sin embargo en la actualidad existen insuficiencias que provocan la improvisación y el empirismo en su desarrollo. En este artículo se expone algunas consideraciones para el tratamiento didáctico y metodológico de este componente en el contexto de la planificación.

Introducción

Las constantes modificaciones en la reglamentación para la competición, los novedosos adelantos científicos y tecnológicos y el aumento del nivel competitivo en edades cada vez más tempranas a escala mundial, constituyen elementos que obligan a actualizar y reestructurar las concepciones teóricas acerca de la planificación de los diferentes componentes que tipifican la preparación del taekwondista, en este sentido la Federación Cubana de Taekwondo le otorga especial énfasis a la planificación de la preparación táctica, ya que constituye un componente determinante en la preparación contemporánea del taekwondista, en aras de mantener los resultados históricos alcanzados a escala mundial.

Paz (2007:12) expone que “La preparación táctica es una especie de principio de unión entre los demás componentes del entrenamiento, ya que en la etapa culminante de la etapa de preparación deportiva, el efecto general de todos los aspectos debe confluir hacia una forma única: la forma táctica de actuar en las competencias más importantes. Por otra parte, la realización de las tareas de preparación táctica del deportista depende, de un modo u otro, del contenido de todas las demás direcciones de la preparación del deportista: Su preparación técnica, física, teórica y psicológica”.

De lo anterior se infiere que la preparación táctica constituye un aspecto vital en la preparación del taekwondista, sin embargo en la actualidad brindarle el tratamiento metodológico necesario a este componente en el proceso de planificación resulta un aspecto aún poco estudiado en la teoría y metodología del entrenamiento en el taekwondo, al respecto Núñez (2010) expresa que “hasta el momento se ha teorizado bastante acerca de este fenómeno, pero resulta necesario decidir cómo enfrentar el problema de la planificación de la táctica de los taekwondistas escolares y juveniles en Cuba”. En este trabajo se aporta una solución de las tantas posibles a este fenómeno específico.

El análisis de la situación problemática y la profundización en los conocimientos y antecedentes científicos permitió formular el siguiente problema científico: ¿Cómo perfeccionar la preparación táctica de los taekwondistas  escolares en correspondencia con las particularidades y exigencias contemporáneas de la actividad competitiva de este deporte?

En la presente investigación se determina como objeto de estudio: el proceso de preparación táctica de los taekwondistas escolares.

Como objetivo se declara: Elaborar un conjunto de orientaciones metodológicas para el tratamiento didáctico al componente de preparación táctica de los taekwondistas escolares en el proceso de planificación.

Desarrollo o discusión

El tratamiento a los componentes didácticos sustentados en esta investigación en la óptica del aprendizaje desarrollador se pone de manifiesto durante la planificación mediante la realización de las siguientes acciones:

  • Determinar los problemas, necesidades de la preparación o conocimientos que en el plano de la preparación táctica deben poseer los taekwondistas, mediante el diagnóstico sistemático.
  • Determinar los objetivos de la preparación táctica a cumplir en cada estructura del plan de entrenamiento.
  • Seleccionar, distribuir y dosificar los contenidos, expresados en direcciones de preparación táctica, en las diferentes estructuras estructura del plan de entrenamiento.
  • Seleccionar los métodos para el entrenamiento de la táctica de acuerdo con las particularidades de los atletas en las diferentes estructuras del plan de entrenamiento.
  • Seleccionar los medios para el entrenamiento de la táctica atendiendo a las particularidades de los atletas en las diferentes estructuras del plan de entrenamiento.
  • Seleccionar las formas organizativas para el entrenamiento de la táctica en correspondencia con los medios disponibles.
  • Determinar las formas de control y los momentos en que serán aplicadas.

Estas acciones para el tratamiento a los componentes didácticos en la planificación del entrenamiento en el taekwondo se han de basar en la dinámica o relaciones funcionales existentes entre estos. En el presente trabajo el tratamiento a los componentes didácticos se establece tomando como sustento la Concepción Desarrolladora del PEA (Proceso de Enseñanza-Aprendizaje). Por tanto, se representa la dinámica de los componentes didácticos, desde una posición dialéctica, la misma refleja las múltiples relaciones que se producen y explica, desde éstas, los cambios y movimientos del proceso de planificación de la preparación táctica de los taekwondistas en la edad escolar.

La concepción desarrolladora del PEA que se asume revela que la categoría problema(s) es un punto de partida para estructurar el proceso de preparación táctica de los taekwondistas, el cual determina los objetivos a entrenar en este sentido a partir del diagnóstico de habilidades y conocimientos tácticos que debe poseer el taekwondista de alto rendimiento. Partiendo de la concepción del combate como actividad compleja a la que se enfrenta el taekwondista, y en la que se manifiestan continuamente disímiles  situaciones problémica.

La concepción desarrolladora asumida reconoce el problema como manifestación de las contradicciones del proceso. Define la contradicción entre el desarrollo actual y el potencial, lo que se aspira y lo que debe alcanzar el taekwondista al trabajar en sus Zonas de Desarrollo Próximo (ZDP). Para ello se requiere la determinación de las necesidades expresadas en habilidades y conocimientos tácticos que debe dominar el taekwondista en su proceso de aprendizaje. El problema constituye el elemento que dinamiza el proceso de enseñanza- aprendizaje,  el por qué.

El problema, al expresar las contradicciones a resolver por el taekwondista en el combate en forma de situaciones o condiciones que se ponen de manifiesto en el mismo, evidencia los medios que debe emplear el atleta para su resolución, elemento este que está en estrecha relación con las fases de la acción táctica, “percepción de la situación, análisis de las posibles variantes a emplear para su solución, elección de la variante adecuada y respuesta en forma de acción motora” F. Mhalo (1974),  además indica cuáles son las herramientas didácticas que debe emplear el entrenador para garantizar la ejecución efectiva de estos medios o tareas por parte de los atletas.

Las situaciones problémica a resolver por el taekwondista durante el combate determinan las exigencias prácticas y las condiciones en que se debe orientar el proceso de entrenamiento del componente táctico, a partir de la determinación de los objetivos generales de este componente en la macroestuctura, y la clara y precisa derivación gradual en sus diferentes estructuras intermedias. Ellos constituyen el qué, el para qué, y el cómo enseñar, y determinan además de lo que debe apropiarse el taekwondista en el proceso de enseñanza- aprendizaje de la táctica.  El objetivo cumple funciones instructivas, educativas y desarrolladoras.

El papel rector de los objetivos determina las relaciones entre resto de los componentes didácticos. Pero esta relación no es lineal, dada la interacción existente entre todos. La determinación de los objetivos debe tener un carácter de sistema, atendiendo a las características de la estructura de planificación que se aplica y las necesidades y características de los taekwondistas  que conforman el equipo. En relación a los elementos esenciales para el tratamiento didáctico de la preparación táctica, el entrenador debe determinar los objetivos generales (macrociclo, periodos, etapas y mesociclos), parciales (microciclos) y específicos (unidad de entrenamiento), evidenciando en todo momento del proceso la estrecha relación que debe existir entre ellos, o sea,  su carácter sistémico. La derivación implica la subordinación objetiva que debe existir entre ellos y que determina el carácter de sistema en su concepción.

En cada momento del proceso de planificación de la preparación táctica se deben precisar los objetivos a lograr y en función del contenido a emplear, el contenido expresado en direcciones de preparación táctica.

El contenido refleja el qué enseñar, expresa de lo que se debe apropiar el taekwondista en su proceso de aprendizaje. Está formado por los conocimientos tácticos, habilidades tácticas, hábitos tácticos, y métodos de la preparación táctica, normas de relación en el grupo y valores que responden a un medio socio-histórico concreto.

Esta concepción desarrolladora de la didáctica aplicada a la planificación de la preparación táctica de los taekwondistas  escolares exige que durante la selección de los contenidos se produzca una determinación de lo esencial y lo complementario. La selección de los contenidos se promueve mediante la precisión de las direcciones tácticas ofensivas, defensivas, y su combinación ofensiva-defensivas.

La distribución de los contenidos por direcciones tácticas se produce en las estructuras intermedias de la macroestructura de entrenamiento. La determinación e interrelación de los contenidos por direcciones tácticas potencia una estructuración sistemática de los conocimientos y habilidades del taekwondo mediante los nexos de los nuevos contenidos con los anteriores, comparándolos, identificándolos, diferenciándolos, reorganizándolos, aplicándolos en la práctica y llegando a nuevas conclusiones,  para conducir a un aprendizaje significativo.

Estructurar el conocimiento por direcciones tácticas significa lograr que los taekwondistas  organicen (o reorganicen) internamente el contenido de dicho conocimiento a partir de la revelación de los nexos y relaciones entre sus elementos componentes (conceptos, juicios y conclusiones) que son formas lógicas del pensamiento, el cual en síntesis constituye uno de los elementos primordiales que persigue el entrenador en el proceso de entrenamiento. Ello conlleva a una comprensión más eficiente de la relación entre estrategia y táctica. A partir de la concepción de aprendizaje desarrollador expuesta, no se trata de imponerle al taekwondista una organización ya elaborada, sino de que sean capaces de buscar esos nexos y relaciones. Es en función de esto que se debe planificar el contenido.

Un aspecto importante durante la selección de los contenidos es el trabajo con la ZDP de cada uno de los taekwondistas  del equipo. Se deben seleccionar contenidos que no estén ni muy por debajo ni muy por encima del nivel alcanzado por el taekwondista, de forma tal que a pesar de la dificultad de la situación problémica le sea posible solucionarla al ofrecerle el entrenador o un alumno más capaz determinadas herramientas. El contenido seleccionado debe ser el nuevo escalón del desarrollo.

Al determinar todo el contenido con el cual el entrenador necesita “operar” para orientar al taekwondista conlleva necesariamente al planteamiento de cómo enseñar.

El método responde a la interrogante: ¿Cómo enseñar? Por ello se asume la denominación de métodos de enseñanza- aprendizaje y perfeccionamiento de la táctica, ya que debe considerar a entrenadores y a atletas.

Los métodos tácticos deben constituir el sistema de acciones que regula la actividad del entrenador y los taekwondistas  para el logro de los objetivos propuestos. El método es el modo de desarrollar el proceso didáctico, es la estructura del mismo, tanto de las actividades a desarrollar por los taekwondistas  y el entrenador, como de los distintos tipos de comunicaciones que en el mismo se desarrollan.

La relación problema-objetivo-contenido predominante en la fase de diseño del Proceso de Enseñanza- Aprendizaje (PEA) desarrollador tiene su concreción en el método como elemento dinamizador del proceso. Por lo que su relación con el objetivo y el contenido es directa y está condicionado por los mismos.

En el tratamiento a los métodos, teniendo en cuenta las exigencias actuales del proceso de entrenamiento del los taekwondistas  y de acuerdo a la concepción desarrolladora asumida, se debe vincular la utilización de métodos reproductivos con productivos, procurando siempre que sea posible, el predominio de estos últimos los cuales propiciarán los niveles de conocimiento de creación por parte de los atletas. Los métodos tácticos deben potenciar situaciones de enseñanza – aprendizaje que se caractericen por el carácter consciente, reflexivo, problematizado, significativo y contextualizado. Los métodos tácticos a utilizar se encaminan en torno a lo problémica, lo heurístico, lo investigativo, lo creador; deben contribuir al desarrollo de un taekwondistas que se enfrente a la actividad de forma productiva, creadora, crítica y reflexiva.

La selección y organización adecuada de los métodos tácticos como herramientas que configuran el espacio de interacción del atleta, entrenador y grupo, son fundamentales para propiciar la solución al problema planteado. El carácter sistémico del método se revela en que las tareas o medios de aprendizaje a desarrollar, dependen básicamente de la estructura organizativa o de planificación de la preparación táctica y del tipo (o los tipos) de contenido predominantes en cada momento de la preparación.

Para la planificación de la preparación táctica de los taekwondistas  escolares el autor asume como métodos de enseñanza- aprendizaje y perfeccionamiento a utilizar la nomenclatura de Métodos de Modelación, Métodos de Problematización, Métodos de Progresividad, Métodos de Reciprocidad, Métodos Competitivos, y Métodos de Combates, aportada por Núñez (2010). En otros artículos explicaremos como operan estos métodos.

Metodos de entrenamiento

 Figura 1. Métodos para el entrenamiento de la táctica para taekwondistas  escolares

Es valido resaltar que el empleo de estos métodos responde a un momento específico en la preparación del taekwondista, de ahí que se utilicen de manera escalonada y sistémica.

Las tareas desarrolladoras de la preparación táctica de los taekwondistas requieren de la determinación de un sistema de medios en correspondencia con los tipos de contenidos y con la estructuración del mismo. Los medios deben también ser portadores de valores sobre la base del potencial educativo del contenido. En esta interpretación de la didáctica los medios tácticos han de seleccionarse e instrumentarse para estimular, a lo largo del proceso, el desarrollo de la activación intelectual y su autorregulación, el establecimiento de relaciones significativas y las motivaciones de los taekwondistas.

La relación de los medios con la relación problema-objetivo-contenido-método constituye un aspecto a destacar, especial su relación con el contenido, ya que el contenido no podría concretarse si no es mediante los medios, y el Proceso de Enseñanza- Aprendizaje (PEA) no podría concretarse a su vez  sin el contenido. Por lo que la relación contenido- táctico, medio- táctico, aunque mediatizada por los métodos tácticos, es fundamental para el diseño y ejecución del Proceso de Enseñanza-Aprendizaje (PEA). Los medios tácticos deben ofrecer a los taekwondistas lo necesario para que puedan desarrollar un  pensamiento táctico productivo y creador. Por tanto, se necesita que los medios se estructuren atendiendo no sólo al contenido, sino también a criterios procesales de aprendizaje y que sea capaz de reflejar el vínculo lógico entre ambos.

Se ha de considerar la complejidad de los medios, que pueden variar desde los prácticos utilizados para desarrollar el contenido (direcciones) en las unidades de entrenamiento, hasta el empleo medios tales como  la televisión, el video y el uso de las NTIC como recursos teóricos para un aprendizaje y enseñanza desarrolladores de la táctica.

Resulta muy útil para el entrenador poder utilizar medios de aprendizaje predominantemente individual o predominantemente grupal, en correspondencia con las tareas diseñadas, y con ello estar a tono con la teoría del entrenamiento individualizado.

Dentro de los medios prácticos comúnmente empleados en el taekwondo se encuentran los, ejercicios semi dirigidos, ejercicios libres, ejercicios ideo motores, y los combates, los mismos poseen características especificas que de una u otra forma potencian los niveles de conocimiento del taekwondista y posibilitan potenciar al igual que los teóricos el pensamiento táctico del mismo. Y dentro de los medios teóricos diferentes ejercicios que se sustentan en el uso de las técnicas de la informática que posibilitan al taekwondista estudiar la teoría para el empleo efectivo de las acciones técnicas en el combate con aprovechamiento pleno de sus potencialidades físicas, y psíquicas.

Se ilustran a continuación en la figura No.3 los medios prácticos y teóricos que puede emplear el entrenador de taekwondo para potenciar el aprendizaje desarrollador de sus atletas durante el proceso de entrenamiento táctico.

Medios para la tactica

Figura 2. Medios prácticos y teóricos para el entrenamiento de las direcciones de preparación de táctica en el taekwondo, edad escolar.

Los ejercicios semidirigidos se caracterizan por la dualidad de roles en el entrenamiento, ya que el entrenador regula en uno de sus momentos. Estos ejercicios para el entrenamiento de la táctica de los taekwondistas  son característicos fundamentalmente de la etapa de preparación general, ya que posibilitan la familiarización, ejercitación y consolidación en este tipo de entrenamiento antes de pasar a formas más complejas.

Los ejercicios ideo motores se caracterizan por la relación entre el planteamiento teórico de situaciones problémicas que se manifiestan en el combate, las cuales orienta el entrenador, y la solución o respuesta motriz más efectiva que debe ejecutar el atleta posterior al análisis mental de la situación. Estos ejercicios pueden desarrollarse desde la preparación general hasta la etapa de preparación especial, y en la pre competitiva.

Los ejercicios libres se caracterizan por el grado de independencia absoluto que posee el atleta durante la ejecución de las diferentes variantes técnicas, en los entrenamientos con ejercicios libres el atleta decide la variante, el momento y las condiciones de ejecución de los mismos, además de las demandas que son necesarias en el orden físico para su realización. Estos ejercicios pueden emplearse en los mesos que conforman la etapa de preparación general y en los mesos que conforman la etapa de preparación especial, y en la precompetitiva. Constituyen la base para el desarrollo de la preparación táctica del taekwondista.

Los combates se caracterizan por la reproducción en condiciones de entrenamiento de la actividad competitiva del taekwondista bajos los requerimientos del reglamento, y constituye el momento culminante de la preparación táctica del mismo, donde debe integrar todos sus conocimientos teóricos, potencialidades físicas y psicológicas en función de un objetivo, la victoria. Aún cuando estos medios pueden ser empleados en varios momentos de la macroestructura, se desarrollan predominantemente en la etapa precompetitiva y competitiva.

Es valido resaltar que la efectividad de los medios prácticos para el entrenamiento de la táctica solo se logra mediante la interrelación sistémica entre ellos y sobre la base del desarrollo de los teóricos, que son los que intervienen de forma directa en la esfera intelectual del atleta.

Las formas de organización del Proceso de Enseñanza- Aprendizaje de la táctica (PEA) constituyen su aspecto externo, las distintas maneras en que se manifiesta de forma externa la relación profesor- atleta, es decir, la confrontación del atleta con la materia de enseñanza bajo la dirección del entrenador.

Las características esenciales de las formas de organización desde una concepción desarrolladora son:

  • Deben conformar un sistema, dinámico, flexible e integrador.
  • Estar condicionada por la  una relación dialéctica entre los componentes del proceso didáctico.
  • Las formas de organización han de evolucionar dependiendo de las funciones de la escuela en la sociedad.
  • La diversidad en su empleo para enriquecer el PEA.
  • Como componente organizador del proceso didáctico deben propiciar diversas influencias según las características de la actividad de enseñar y educar.
  • Como principio en ellas debe darse la unidad entre la instrucción y la educación
  • Han de posibilitar la creación de condiciones para el desarrollo del PEA.
  • Tener función de integración.
  • La selección de las mismas ha de permitir el uso racional de recursos humanos y materiales en condiciones concretas (lugar, tiempo, horario).
  • En ellas se han de concretar planes de acciones coordinadas entre profesores y alumnos para lograr los objetivos.
  • No existen separadas de los demás componentes del PEA, sino en estrecha interrelación.

Las formas de organizar el trabajo de los alumnos, según Labarrere G. y Valdivia G. (1988), son:

  • Trabajo frontal.
  • Trabajo en grupos, en equipos, dúos, tríos.
  • Trabajo individual.

El trabajo frontal permite que todos los atletas de la clase realicen simultáneamente determinada tarea de aprendizaje bajo la dirección del entrenador, esto es lo que le da a esta forma de organizar el trabajo en la clase un carácter económico, pues supone una búsqueda  y solución colectiva a las tareas planteadas.

El trabajo en grupos se manifiesta cuando el profesor separa a los atletas de la clase en pequeños grupos o colectivos de trabajo y les asigna determinada tarea. La función del profesor, en este caso, consiste en orientar, sugerir, rectificar a los alumnos en la realización de la tarea. Los atletas por su parte trabajan colectivamente.

En el trabajo individual a cada alumno se le asigna una tarea que debe resolver por si solo. Esta forma de trabajo tiene en cuenta el ritmo de aprendizaje de los atletas es decir, que ante la misma tarea cada estudiante avanza de acuerdo con sus capacidades.

En la preparación táctica de los taekwondistas con un carácter desarrollador la evaluación debe contribuir a un diagnóstico dinámico, continuo e integral de los mismos. Desde esta concepción, la evaluación no son exclusivos de los profesores, los taekwondistas han de autoevaluarse y evaluar a sus compañeros como vía de autorregulación del aprendizaje. Se debe poner el énfasis en establecer la calidad de los nuevos aprendizajes en cada estructura de planificación de la preparación a través del control del cumplimiento de los objetivos específicos, parciales y generales. La evaluación es el componente didáctico retroalimentador, ya que a través de él se produce el reajuste en cada componente didáctico a lo largo de la preparación.

La concepción asumida promueve la evaluación del nivel de desarrollo y potencial alcanzados por los taekwondistas  en la apropiación del contenido, la calidad del PEA, el diseño del proceso en sus diferentes niveles, los métodos de aprendizaje y de enseñanza planificados y el propio componente evaluativo.

Las interrogantes ¿Cómo se evalúan? y ¿Con qué se evalúa? han de promover la selección de los métodos, procedimientos y los instrumentos más eficaces. La preparación de test pedagógicos específicos, preguntas, tareas individuales y grupales, actividades investigativas, entre otros, constituyen un aspecto al que el entrenador debe prestar atención y por tanto, debe preparase para ello. Los diferentes contenidos de enseñanza-aprendizaje exigen de formas diferentes de evaluación, permiten a los entrenadores buscar alternativas para caracterizar el estado actual y potencial de sus atletas, no sólo en relación con los contenidos conceptuales, sino también con los contenidos prácticos.

Se evalúa siempre y en cada momento que sea necesario. Así el entrenador valorará la marcha sistemática del proceso de preparación, mediante variadas actividades e instrumentos de acuerdo con la diversidad de tareas desarrolladas por los taekwondistas durante el aprendizaje.

El componente control desde la perspectiva de la metodología elaborada constituye una función de dirección científico-pedagógica del proceso de entrenamiento del taekwondo dirigida al registro de los rendimientos de los taekwondistas   en  cada dirección táctica de la preparación, en las que se utiliza la medición, el conteo, la observación y la evaluación para precisar la calidad en la adquisición y dominio de los contenidos, el estado de entrenamiento y el nivel en el desarrollo y estabilidad de la forma deportiva, el cumplimiento de los objetivos y brindar información destinada a realizar ajustes en la organización y planificación de los entrenamientos y las competencias. Proporciona también datos e informaciones que han de actualizar las exigencias del deporte.

El control debe estar presente a todo lo largo del ciclo de preparación de los taekwondistas. Forteza (1999: 25) al expresar, que un plan es real, en la medida que pueda ser susceptible a ser controlado, así lo demuestra.

Como formas de control de las direcciones de preparación táctica de los taekwondistas  escolares se asumen los criterios expuestos por Morales (2000), el cual establece tres pruebas para el control de los contenidos por mesociclos.

Pruebas Mesociclo Objetivo
Generales Preparación general Valorar el comportamiento o estado general de la preparación.
Semi específicas Preparación especial variada Valorar el nivel alcanzado en la preparación general, pero en una condición de acercamiento a las exigencias específicas del deporte.
Específicas Preparación competitiva Valorar el estado y la evolución de las capacidades del deportista en condiciones específicas.

Morales (2000)

Para diseñar las baterías de pruebas generales, semiespecificas y especificas para el control de los medios de preparación táctica de los taekwondistas escolares, se debe seguir los pasos siguientes, propuestos por Morales (1996):

  1. Nombre de la prueba
  2. Definición de lo que se desea medir
  3. Objetivo
  4. Fundamentación teórica
  5. Metodología
  6. Tarea o consigna
  7. Condiciones de estandarización
  8. Medios e instrumentos
  9. Forma de calificación
  10. Investigadores
  11. Protocolo
  12. Procesamiento de la información
  13. Norma

En próximas publicaciones expondremos una prueba para el control de la preparación táctica aplicada en la provincia Santiago de Cuba con atletas del equipo escolar masculino que participó en la Liga Nacional Estudiantil en la temporada 2012.

Conclusiones

  • Se analizaron las principales tendencias del proceso de preparación táctica de los taekwondistas escolares y su planificación, lo cual reveló que existen insuficiencias desde el punto de vista científico para erradicar la improvisación y el empirismo que prevalecen en la práctica.
  • El desarrollo de la sistematización de los fundamentos teóricos y metodológicos de la planificación de la preparación táctica de los taekwondistas escolares, evidenció inconsistencias epistemológicas que demandan cambios en el tratamiento metodológico a este componente.
  • Las orientaciones metodológicas revelan nuevas cualidades que explican la lógica de la planificación de la preparación táctica de los taekwondistas  escolares y su tratamiento didáctico- metodológico.

Bibliografía

  1. Alvarez Bedolla Alain., Reflexiones tácticas en el Taekwondo Revista digital www.sobretaekwondo.com Abril, 2009
  2. Alvarez Bedolla Alain., Selección y organización de los contenidos de entrenamiento en Taekwondo para las categorías Juvenil y Mayores. – Tesis de Maestría en Entrenamiento Deportivo, La Habana, I S C F “Manuel Fajardo” 2002.- 127 h.
  3. Alvarez Bedolla Alain., Hernández Pérez Caridad. Caracterización de la actividad    competitiva del Taekwondo teniendo en cuenta la tipología de las acciones técnico tácticas y los esfuerzos. – Trabajo de Diploma Licenciado en Cultura, La Habana, I S C F Manuel Fajardo; 2001 – 35 h.
  4. Alvarez, A. y del Río, P. Educación y Desarrollo: La teoría de Vigostki y la zona de desarrollo próximo. Ed. Alianza Psicología. Madrid. 1992.
  1. Álvarez C. La pedagogía como ciencia / Carlos Álvarez. – Ciudad de la Habana: En disquete. S/f. – 152 p.
  2. Andux, C. Los objetivos en los deportes de equipo: un problema metodológico / Calixto Andux Deschapelles. – Cienfuegos: IV Concurso Internacional y IX Nacional de clases de Educación Física, Abril 1997. – 60 h.
  3. Baacke, H. Modelo de Adquisición de habilidades. Rev. FIVB. Coaches` Digest (Lausanne): 1997.
  4. Barrios, J., Manual para el deporte de iniciación y desarrollo /  Joaquín Barrios, Alfredo Ranzola. Habana: Editorial Deportes, 1995. – 140 p.
  5. Forteza de la R. A., Ranzola, A. Bases metodológicas del entrenamiento deportivo/ Armando Forteza, Alfredo Ranzola. – Habana: Editorial Científico Técnica, 1988. – 84 p.
  6. Fung, T. La habilidad deportiva: su desarrollo / Thalía Fung Goizueta. – La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1999. –  97 p.
  7. Grosser, Alto rendimiento deportivo. Planificación y Desarrollo / M. Grosser,  P. Bruggeman, F. Zinte. – México: Ed. Martínez Roca, 1990.
  1. Colectivo de autores. Taekwondo. La táctica colectiva. – España: Comité Olímpico Español. Federación Española de Taekwondo, 1992.
  2. Del Canto, C. Concepción teórica acerca de los niveles de manifestación de las habilidades motrices deportivas en la Educación Física de la Educación General, Politécnica y Laboral / Calixto del Canto Coll; Dr C. Ariel Ruiz Aguilera, tutor. – Resumen de Tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas; ISCF (Ciudad de la Habana); 2000. – 39 h. il.
  3. Fargas, Ireno, TAEKWONDO, Alta competición. – España Ed. Comité Olímpico Español; 1993-371 p.
  4. Forteza de la Rosa Armando. Direcciones del Entrenamiento Deportivo. Metodología de la Preparación del Deportista. – La Habana: Ed. Científico-Técnica. 1999.-87 p.
  5. Forteza de la R, A. Entrenamiento Deportivo Alta Metodología / Armando Forteza de la Rosa. – Habana: s/e. 1997. – 130 p.
  6. Forteza de la R, A. Las direcciones del entrenamiento deportivo, nueva concepción metodológica. Revista cubana de la Cultura Física (La Habana) (1): 1999.
  1. Leontiev, A. N. La actividad en la Psicología / A. N. Leontiev. – Habana: Editorial de Libros para la Educación, 1979. – 64 p.
  2. Morales, A. y Álvarez, M. Preparación del Deportista. Dirección y Rendimiento. Libro en proceso de Edición. 2001.
  3. Morales, A. El fenómeno del reloj detenido en el tiempo. 2000.
  4. Morales, A. Los métodos de la preparación táctica. 2001

Vargas, R. Teoría del entrenamiento. Diccionario de  conceptos / René Vargas. – México: Universidad Nacional Autónoma de México. Dirección General de Actividades Deportivas, 1998. – 231 p.

MsC. Jesús O. Rivaflecha Cutié

Exclusivo para Sobre Taekwondo

www.sobretaekwondo.com
editor@sobretaekwondo.com

Déjenos sus comentarios

Leave a Reply

Compartir
error: Alert: Content is protected !!