(786)-408-4760
contacto@sobretaekwondo.com

Artículo
6 Jul 2009

Las posturas del taekwondo

En este estudio tratamos de realizar un minucioso análisis de la terminología básica del Taekwondo respecto a las posturas o posiciones más utilizadas en las áreas deportivas, base de la pirámide deportiva en nuestro país, lo que permitirá ampliar los conocimientos acerca de las concepciones de los diferentes autores consultados en dicha temática.

Un objetivo fundamental que se enmarca entre las principales líneas de trabajo de la Comisión Nacional de Taekwondo, es la superación técnica y profesional de instructores, técnicos y activistas deportivos del país. Sin embargo, y a pesar de los logros alcanzados hasta la actualidad, el tema de la terminología del Taekwondo continúa siendo la preocupación de entrenadores y especialistas encargados de lograr un alto nivel científico y metodológico en dicho deporte.

Durante el proceso de enseñanza-aprendizaje de la técnica deportiva del Taekwondo con niños que inician la práctica cobra cada día mayor importancia, la utilización adecuada de la terminología, pues sirve de base para el proceso de entrenamiento posterior.

Esta responsabilidad recae en los preparadores de la base fundamentalmente, los cuales, poseen por lo general, limitados conocimientos en torno a ello, como una de las vías para asegurar una mejor disposición y eficiencia de los futuros taekwondocas para poder enfrentar la lucha competitiva. 

La postura o posición corporal y su intervención en el deporte

  1. A. Thibodeau & K. T. Patton (1995) han expuesto la importancia que tiene la postura y el papel que desarrollan los músculos en el movimiento, siempre al servicio del cuerpo como un todo. A. Ricardi (1985:26) define “postura corporal” como la posición o alineamiento de las partes del cuerpo, o sea una buena postura corporal.

Esto significa que cualquier posición adoptada por el cuerpo es una alineación corporal que favorece determinada función del cuerpo en una actividad, lo que implica el menor esfuerzo de músculos, tendones, ligamentos y huesos.

Una buena postura o alineación del cuerpo también quiere decir: mantener el centro de gravedad del cuerpo sobre su base.

Para mantener una buena postura o alineación corporal, debemos conocer que la gravedad actúa en todo momento sobre las diversas partes del cuerpo, ya que la forma de los huesos es demasiado irregular para que exista un equilibrio entre ellos, de manera que la unidad funcional del cuerpo pueda mantener una determinada postura o alineación corporal; los músculos, tanto flexores como extensores del tronco y la cabeza, así como los de las piernas se oponen a la fuerza de gravedad (la gravedad lleva el maxilar inferior hacia abajo, de modo que los músculos deben tirar hacia arriba, debido a la propiedad tónica de los mismos).

En el mantenimiento de la postura corporal, participan todas las estructuras de músculos, huesos, tendones y ligamentos.

El sistema nervioso central es responsable de tonificar los músculos, regulando la cantidad de tracciones que ejerce cada músculo.

La importancia de la postura puede ser valorada considerando los efectos de una mala postura, la cual obliga a los músculos a un mayor trabajo para contrarrestar la tracción de la gravedad. De esta manera, la fatiga aparece mucho más rápido, producto de que las cargas corporales aumentan una determinada zona corporal, produciendo deformaciones y dificultando el trabajo de algunas funciones, como la respiratoria, cardiovascular y digestiva.

Las acciones conjuntas del sistema muscular, esquelético y nervioso, nos permiten movernos de forma coordinada y controlada; sin embargo, la contracción o acortamiento de los músculos, es lo que produce el mantenimiento real de la postura en la actividad física deportiva.

Debido a la dependencia funcional del sistema como un todo, permite en el niño una serie de fases de desarrollo con cambios de ajustes en la coordinación y control hacia formas más refinadas.

Según R. Cailliet (1977), la postura corporal, funcionalmente, puede considerarse como el conjunto de relaciones existentes entre el organismo entero, las distintas partes del cuerpo y el medio ambiente que lo rodea.

La postura corporal es, por tanto, una verdadera y propia forma de lenguaje, según expresa la misma en cómo se mueve el individuo, dada su expresión somática reflejada tanto en su interior como exterior.

El factor cardinal de la postura corporal es la tonicidad muscular, que no es solamente la base de la adaptación postural del individuo, sino también la expresión de las emociones y de las actitudes. Muchos autores, como F. Bertani, R. Biachi, L. Bussi L. Calabresse & A. Calligaris, coinciden en que las actitudes posturales y sus alteraciones morfológicas son irreversibles, por lo que consideran que el ejercicio físico debe ir hacia el mejoramiento de las mismas.

En el ámbito deportivo y de la Educación Física, la posición o postura del cuerpo es muy apreciada, principalmente para explicación, demostración por parte del entrenador o para el descanso inactivo o activo (estiramientos, trabajo de la flexibilidad), aúnque dialécticamente interactúan en un mismo individuo (L. Lázaro, 2000; M. Piajeva, 1997).

En el diccionario enciclopédico Grijalbo (2000:1493), se conceptualiza la postura corporal como ” el modo de estar colocado, acción de poner las partes del cuerpo”. En este sentido, I. I. Iiiasov (1981) expresa que la postura corporal es un acto inconsciente o psíquico del individuo en evolución morfofuncional orgánica de momentos determinados.

  1. Y. Liaudis (1989) expresa que la posición corporal es un acto consciente del sujeto y que puede convertirse en un estereotipo dinámico, además de interactuar con la postura corporal como una unidad y un todo.
  2. López (1995) sostiene que la postura estática constituye el nivel primitivo que permite a un sujeto mantener una posición anatómica determinada, consiguiéndola gracias al desarrollo del circuito nervioso central, que permite mantener cierto grado de contracción muscular.

La postura dinámica, para M. Clarós (1998), es la que tiende a cambiar la posición corporal y comprende la relación entre la fuerza y el movimiento; según M. Fernández (1995), esta postura implica todas las variaciones del tono muscular que actúan sobre determinadas articulaciones, que están consecuentemente con la realización de cualquier movimiento.

Es obvio que este tipo de postura, como conducta dinámica, contiene algunas características básicas en las que se manifiestan las características morfofuncionales heredadas, el producto de las interacciones entre el hombre y el medio ambiente, la adaptación y la modificación mutua; entonces, de esta manera, el gesto deportivo se fundamenta en la transformación de la postura corporal que lleva al sujeto a salir de la inercia (de reposo absoluto).

Para A. Briñones (2005) considera que las posturas y las posiciones tanto estáticas como dinámicas juegan un papel muy importante durante la enseñanza – aprendizaje, ya que estas deben contener elementos de la estructura del deporte y las mismas deben ir incrementando la complejidad a medida que avanza el desarrollo y la adquisición de la técnica deportiva.

Valorando estos criterios acerca de la postura corporal, podemos plantear que la posición corporal puede utilizarse como una forma de emplazar el cuerpo para la realización de un movimiento estático o dinámico; por lo que entendemos que ambas acepciones pueden ser aceptadas.

Por las características de práctica del Taekwondo en el país, se realizó un exhaustivo análisis de los términos que tuviesen relación con la posibilidad de la utilización terminológica de: posición o postura, considerándolo como sustentos teóricos por el carácter de actividad que estas tienen durante la enseñanza del Taekwondo en las áreas deportivas.

Para cumplir con la propuesta terminológica, a continuación se propone según los estudios realizados con sus elementos, en los que se consideran varias formas de utilización y cumplir los objetivos propuestos.

Según las posturas o posiciones básicas denominadas: Moa sogui, pionji sogui y naranji sogui, por su estructura deben formar parte de las posturas o posiciones estáticas, pues no definen un determinado pum y por lo general son utilizadas para la explicación de determinados elementos que son tratados en la clase de enseñanza o de entrenamiento.

Las posturas o posiciones básicas denominadas: Ap sogui, apkubi sogui y chuchum sogui, que por su estructura deben formar parte de las posturas o posiciones dinámicas, pues definen un determinado pum y por lo general son utilizadas para los desplazamientos.

Conclusiones 

Por el análisis realizado de los diferentes autores, podemos plantear que entre la postura y la posición corporal en el ámbito deportivo, no existen diferencias significativas para adoptar una u otra acepción en cuanto a la utilización de ambos términos.

Que debemos diferenciar cuando utilizamos el término si es estático o dinámico, con el objetivo de elevar el vocabulario deportivo, específicamente de este deporte marcial de origen coreano.  

Bibliografía 

  1. Actividad Física – Deportiva. INEF (1998). Lleida. España.
  2. Aicardi, A. (1985). La disposición esencial infantil como problema social. Gimnasia médica. Editorial Minerva. Roma.
  3. Alvarez, I. (1998 a). Proceso General de la Investigación. Universidad Central de Las Villas, Cuba.
  4. Anguera, M. & A. Blanco (2000). La metodología observacional en el deporte: conceptos básicos. Revista Digital efdeportes. Buenos Aires.
  5. Boloban, V. N. (1990). El sistema de aprendizaje de los movimientos estatodinámico. Resumen de Tesis Doctoral en Ciencias Pedagógicas. Universidad de Kiev.
  6. Briñones, A. (2005). Propuesta metodológica para la enseñanza de la técnica Básica Ap chagüí en niños que inician la práctica del Taekwondo. Tesis en Opción al grado de Doctor en Ciencias del Deporte. Universidad de las Palmas de Gran Canarias. España.
  7. Briñones, A. (1998). La postura corporal y la conducta espacial: Una condición para iniciar la enseñanza de las técnicas de ataque con el pie. INDER. Granma.
  8. Briñones, A. (2004). Análisis de la postura corporal en la enseñanza. Un acercamiento al entrenamiento actual del Taekwondo. Simposio Internacional de Deportes de Combate. Holguin. Cuba.
  9. Cailliet, R. (1977). Dolor sacrolumbálgico. Editorial Minerva. Roma.
  10. Calligaris, A. (1983). Didáctica del movimiento. Editorial Minerva. Roma.
  11. Ciammaroni, E. (1978). El movimiento racional. Editorial Minerva. Roma.
  12. Lazarus, R. (2000). La coordinación de los escolares. Editado por Polymia. Minsk.
  13. López, M. (2000). Tendencias de la Educación Física y el Deporte. 
  14. Contemporáneos: Aportes y limitaciones. ISCF. La Habana. Cuba.
  15. López, M. (1998). Fisiología del ejercicio. Editora Médico, Panamericana, S.A.
  16. Michel, D. (1995). Taekowndo. Editorial Paidotribo. Barcelona.
  17. Platanov, V. (1991). La adaptación en el Deporte. Editorial Paidotribo. Barcelona. España.
  18. Zatsiorski, V. (1989). Metrología Deportiva. Editorial Planeta. Moscú.

Sobre Taekwondo

www.sobretaekwondo.com

editor@sobretaekwondo.com

Déjenos sus comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Alert: Content is protected !!