(786)-408-4760
contacto@sobretaekwondo.com

Artículo
9 Ene 2018

Principales aspectos para el adecuado funcionamiento de una institución marcial

INTRODUCCIÓN:

La mínima expresión institucional para la práctica de artes marciales es el club, academia, dojo, u otro nombre similar con el cual se determine. Ese reducido contexto, por sí mismo, no posibilita la realización de proyectos de gran trascendencia o envergadura social, por lo cual muchos de ellos se congregan en instituciones de mayor alcance, como son las ligas, asociaciones, federaciones y otras similares; que parten de las ideas, intereses e intenciones comunes de sus miembros.

En principio esa idea está bien, por cuanto la diversidad de instituciones da paso a la creatividad, y ésta al desarrollo. En ese sentido, a la hora de constituir una institución marcial de ese nivel, es imprescindible establecer las bases que sustentarán todo su accionar, y que permitirán no solo cumplir con sus expectativas (ideas, intereses e intenciones comunes) para las cuales fue creada; sino también para diferenciarse del resto de sus similares (porque de lo contrario, en la práctica, no tendrían mucho sentido, más allá de unir a personas con afinidad personal). Es por ello que, muchas veces a lo que contrariamente se piensa, lo importante no es tanto el entrenamiento, sino lo que está detrás de éste. Esas bases, de manera general, son las siguientes:

BASES TEÓRICAS:

Conjunto de información que define la esencia y filosofía institucional.

  • Establecimiento de una visión y misión acorde a las ideas, intereses e intenciones que le dieron origen.
  • Definición del sistema integral de competencias y capacidades a desarrollar en su personal involucrado, abarcando el saber ser (valores, actitudes y otros rasgos de su personalidad y carácter), el saber (conocimientos tradicionales milenarios y deportivos científicos modernos armónicamente relacionados); y el saber hacer (procedimientos y metodologías que permitan concretar las ideas e intenciones)

BASES METODOLÓGICAS:

Abarcando las metodologías, procesos y servicios que, basados en la esencia y filosofía institucional, permitirán satisfacer los intereses e intenciones institucionales esperados. Entre ellos se cuentan, fundamentalmente:

Para practicantes:

  • Desarrollar un adecuado programa de masificación de la práctica a nivel nacional, para garantizar el mayor número de personal que pueda ser formado bajo la esencia y filosofía institucional, asegurando no solo la continuidad, sino el mejoramiento del funcionamiento institucional.
  • Desarrollar un pertinente sistema de selección de talentos deportivos desde edades tempranas por categoría competitiva, edad y sexo entre otros aspectos; que permita particularizar el trabajo con cada uno de ellos de acuerdo a sus posibilidades y expectativas a corto, mediano y largo plazo.
  • Desarrollar un pertinente programa de preparación integral de talentos deportivos desde edades tempranas por categoría competitiva, edad y sexo entre otros aspectos; para asegurar el relevo de las actuales figuras regulares en la competición de medio y alto rendimiento.
  • Desarrollar un sistema de campeonatos desde la base (distritos, municipios o similares) hasta nivel nacional, para complementar la preparación de los deportistas de todo el país y favorecer su proceso de selección al medio y alto rendimiento.
  •  Desarrollar un pertinente sistema de selección para el medio y alto rendimiento, que incluya de manera integral mediciones físicas, técnicas, tácticas y psicológicas; además de los resultados competitivos alcanzados.

Para entrenadores:

  • Establecer un programa de investigación científica que brinde la más amplia y actualizada información nacional e internacional relacionada con el trabajo a realizar; que permita conocer la realidad, identificar sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas; y consecuentemente obrar de la mejor manera.
  • Aplicar un proceso de capacitación y supervisión, enfatizando los aspectos científicos, metodológicos y pedagógicos imprescindibles para que puedan cumplir eficazmente su función social; de acuerdo a las edades, sexos y categorías competitivas a atender.
  • Ubicar entrenadores adecuadamente capacitados para atender a los deportistas por edad, sexo y categoría competitiva en cada zona del país.
  • Implementar un sistema de supervisión y evaluación de manera integral y objetiva; partiendo de sus conocimientos y desempeños.
  • Implementar un sistema de categorización docente de acuerdo al nivel de cumplimiento de las competencias y capacidades que conforman su perfil profesional ideal, y que determinan el adecuado cumplimiento de su función social.
  • Realizar congresos científicos en los cuales los entrenadores puedan exponer, compartir y debatir sus conocimientos y experiencias, premiando a los mejores; para beneficio de todos y como vía para promover la investigación científica.
  • Realizar concursos de clases para promover el desarrollo pedagógico, así como premiar a los de mejor desempeño.
  • Realizar publicaciones impresas y/o digitales con la información científico-metodológica más actualizada, y ponerla al alcance de todos para su uso.

 

CONCLUSIONES:

En el presente artículo se han tratado solamente los aspectos teóricos, metodológicos (e implícitamente los personales); porque por experiencia propia se ha podido constatar que lo que realmente determina en el éxito de actividades de este perfil de personal humano (sus intenciones y preparación). En ese sentido, el hacer (de una manera u otra), o no hacer lo antes mencionado; determinará no solo el nivel de éxito institucional, sino también su diferenciación con respecto a otras similares.

Es ese mismo sentido es necesario destacar que, no por el hecho de priorizar los aspectos antes mencionados, se desestime el importante papel de los recursos y presupuesto, que también juega un aporte vital en el éxito de toda tarea. No obstante, con personas con el perfil antes mencionado eso puede resolverse mediante el autofinanciamiento progresivo o con alianzas estratégicas con auspiciadores entre otras vías. Por el contrario, está demostrado que, incluso con exceso de recursos, cuando no existe el adecuado conocimiento o intención, todo esfuerzo es en vano; siendo los logros mínimos o nulos.

De la misma manera, hasta este punto se ha compartido la información relacionada con qué debería hacerse en cada uno de los aspectos teóricos y metodológicos imprescindibles para el adecuado funcionamiento de una institución marcial.  En próximas publicaciones se compartirá la información relacionada con la forma en que se pueden desarrollar cada uno de los aspectos aquí planteados.

Dr. Roberto Gonzalez

Exclusivo para www.sobretaekwondo.com

Déjenos sus comentarios

Leave a Reply

Compartir
error: Alert: Content is protected !!